lunes, 21 de abril de 2014

De cosas va la cosa.

Hace unas semanas hablaba de la ducha Hollywood, y con ello quedaba pendiente reponer aquello cuya carencia entonces se había vuelto por un momento protagonista necesario del relato.
En efecto, con una botella de butano vacía, quedaba pendiente sustituir aquella por otra que estuviese llena, pues el futuro se antoja un escenario plausible sobre el cual practicar más duchas hollywoodienses.

Y cuando llega la botella a casa, que cosa más horrible comprobar que en su otrora hermosa base lustrosa y cilíndrica resulta que hay que una "lo que sea", llamémosle la "cosa-mancha"
Algo oscuro, negro, negruzco, espantoso, ¡por Dios, tal vez viscoso!, tan repugnante como asqueroso de narrar, con telarañas, bichos muertos, ¡y qué se yo: se ve una cosa!
¿Es que no hay un encargado de limpiar las botellas de butano? De acuerdo, admitamos que son demasiadas para hacerlo a mano, pero razón de más entonces. ¿No lo han mecanizado? ¿No se lavan las botellas de butano como los cascos de los refrescos y el resto de envases rellenables¿Acaso la cruel verdad es que esos pequeños y graciosos bidones, tan anaranjados como pesados e inflamables, van rondando de las casas de unos desconocidos a los campos de otros, tal vez masías, quizá a algún camping, sin dudarlo a otros lares como bares, restaurantes, hoteles y kioskos, y a todos estos y aquellos destinos sin unas mínimas condiciones higiénicas
Cual gas que se escapa de mi mente, dejo en el aire esa pregunta, que no muera en la retórica, para gritar bien alto y más fuerte: 

¡Que desagradable descubrir esa cosa bajo mi botella de butano! 

En fin, el toque de humor lo trae siempre la casualidad, pues esa misma semana pensando estas y otras palabras, me encuentro con esta peculiar imagen donde se ve la siguiente cosa:


Cochecito bebés con botella de butano

Y el chiste fácil es advertir que no se trata de que el niño del cochecito tuviese un gas... ¡sino que literalmente llevaba una botella entera! Ja, ja, ja... ¿Iría vacía? ¿Llena tal vez? En cualquier caso parece tratarse de un buen cochecito para bebés. De saberlo la marca, seguro que lo explota como nuevo argumento de venta, porque al menos originalidad en este uso no le falta.

martes, 15 de abril de 2014

Domingo de Ramos, Elche 2014

El 14 de abril fue Domingo de Ramos. Una fecha que marca el inicio de la Semana Santa, celebrada en multitud de lugares de todo el mundo de tradición judeocristiana, en muchos de los cuales la gente sale a las calles en procesiones multitudinarias adornadas con la típica palma blanca de palmera. Una palma tratada especialmente para que adquiera ese color, y que puede ser trabajada artesanalmente con formas e imágenes de minuciosa calidad e impresionante acabado.

En dicho arte, Elche presume de ser uno de los centros más activos y reconocidos, con impresionantes elaboraciones que se exportan a medio mundo, y con las que se agasaja a diferentes autoridades, como los jefes de estado y de gobierno de España (el Presidente y el Rey), y el Papa.

Domingo de Ramos, Elche 2014Domingo de Ramos, Elche 2014Domingo de Ramos, Elche 2014
Este año no decidí prácticamente hasta el último momento si iba o no a salir a hacer fotos. Pero, como puede verse a continuación, al final cargué un par de baterías y salí a hacer algunas tomas. 
Yo ya sabía que intentar acompañar el paso de la borriquita con Jesús no iba a ser nada fácil, ni siquiera ataviado como uno de los fotógrafos oficiales. Y en la selección de fotos que siguen he intentado precisamente plasmar esa dificultad de pretender hacer una foto medio decente de un acontecimiento tan seguido por periodistas, reporteros, caza concursos, devotos, público en general y otros aficionados como yo a la fotografía... Porque lo que realmente tiene mérito es que no salga ningún compañero, turista o persona del público en alguna foto de estas fotos...

Domingo de Ramos, Elche 2014
Domingo de Ramos, Elche 2014
Sobre estas líneas, un señor realiza una medición de luz en el suelo antes de llegar el paso, y en la siguiente un compañero realiza una estupenda toma con su flamante cuadro digital, o sea, una tablet. ¿A quién se le ocurre ir a un acontecimiento con semejante trasto?

Domingo de Ramos, Elche 2014
En este caso los fotógrafos toman la calle, incluso por encima de los bolardos del puente para tener un original punto de vista.

Domingo de Ramos, Elche 2014Domingo de Ramos en Elche_Elx

Otro caso de que no se puede querer todo. O llevamos una palma, o hacemos una foto... Y de nuevo más fotos con una tablet. ¿En serio le gustará el resultado? ¿Dónde queda la comodidad por peso o por tamaño? ¿Qué pensáis de la calidad de esas fotos?

Domingo de Ramos, Elche 2014

Domingo de Ramos, Elche 2014
A menudo es normal que un espontáneo te arruine una foto, y en muchos casos, sobre todo si se trata de alguien que está disfrutando del momento, como el caso de ese niño que lo han subido a hombros, se asume como parte de la emoción de captar el momento, porque al final perder una foto es simplemente mala suerte. Y puede dar rabia, pero entre las máximas del fotógrafo que cubre un evento está, o debe estar, la de no interferir, mucho menos molestar, a los protagonistas del acto o al público que lo contempla.
Por todo esto, que estos señores se crucen por delante del paso en un instante tan crítico y delicado como el giro del mismo para su entrada final al templo, es algo que no tiene más nombre que la mirada que les echa el cofrade guía del paso...
En fin, si alguien se pregunta si es posible lograr alguna foto sin cabezas ni cámaras por en medio en un acontecimiento que mueve a tanta gente, la respuesta es . Pero para ello es necesario buscar bien un lugar que permita la foto deseada, y hacerlo preferiblemente a primera hora, incluso antes de que empiece el acto...

Domingo de Ramos, Elche 2014

lunes, 7 de abril de 2014

Ducha Hollywood

La expresión ducha Hollywood la explica el sonarista Jones, del USS Dallas, en La caza del Octubre Rojo. Con esas palabras se referían allí al reconocimiento que el comandante Mancuso otorgaba a quienes "cumplían alguna actuación que superaba el nivel normal". En este caso, el premio consistía en permitir a la tripulación prolongar algunos minutos su estancia en la ducha del buque, incluso con agua caliente... Sencillo, simple, pero muy eficaz en un habitáculo como puede ser un submarino.
Dicho esto, yo nunca he sido partidario de las duchas tipo Hollywood en casa. Digo en casa, porque nunca he estado en un submarino. Me gusta remojarme lo justo, enjabonarme, y aplicar agua a continuación para eliminar el jabón, punto.
Sin embargo el sábado ocurrió algo que rompió esa rutina.

Pongámonos en situación. Salí temprano por la mañana a hacer un poco de ejercicio, andar rápido y unas carreras. Di una gran vuelta a la manzana para volver, y después de una hora corriendo subí a casa. Encendí el calentador, me preparé la toalla y la ropa limpia y conecté el pequeño calefactor. Los gatos dormían y me encerré rápido en el baño antes de que tomasen sus posiciones frente al pequeño emisor de calor.

Miro el reloj, me meto detrás de la cortida de la bañera, abro el grifo y dejo que el agua caliente me empape bien. Cierro el grifo menos de un minuto después y me enjabono bien el cuerpo y la cabeza. Quizá transcurrió otro minuto, tal vez dos. Entonces vuelvo a abrir el grifo y... oh, oh... algo no va bien... Aparto rápido el teléfono de la ducha: el agua sale gélida. No es posible. Dejo correr el agua unos segundos y me mojo un pie... ¡Rayos! El agua está helada... Cierro el grifo. Pienso rápido: si se ha terminado el gas, la situación no va a mejorar sola por mucho tiempo que pase. 

Así que me enjabono de nuevo, pensando que quizá el jabón pueda actuar como una especie de "capa de grasa artificial". Aparto la cortina. Salgo de la ducha. Me pongo la sudadera que traía por encima. Y salgo corriendo con las zapatillas a cambiar la botella de gas...

En ese momento, los gatos que estaban plácidamente dormiditos, levantaron sus orejas para ver a alguien vestido únicamente con una sudadera y cubierto con una capucha corriendo por el pasillo. No sé qué debieron pensar, porque apenas pude ver sus ojos como aceitunas. Pero cambié la botella de butano lo más rápido que pude, en dos o tres minutos que me parecieron una eternidad. Luego volví raudo y veloz al baño, y allí al cerrar la puerta, con los gatos rodeando el magnífico aparato que da calor al pequeño cuarto de baño, terminé mi ducha.
Y entonces sí, comprendí el significado y el sencillo placer de una verdadera, auténtica y genuína ducha Hollywood sin tonterías...

lunes, 31 de marzo de 2014

Más zapatillas voladoras

Aunque ya hablé de esta moda precisamente ahora hace un año en Zapatillas Voladoras, quiero retomar este tema con una nueva foto, para la ocasión tomada en Santa Pola (Alicante), y aprovechar este vez para dejar mi opinión. 

Shoe tossing, shoe tossing sneakers, shoe flinging, flying kicks o shoefity hacen referencia a esos zapatos o zapatillas colgadas del mobiliario urbano. Esta última, Shoefiti, surge de la combinación de las palabras shoe (zapato) y grafiti, y tiene autor reconocido y fecha de nacimiento: lo acuñó por Ed Kohler en 2005, quien creó una web que recogía información sobre esta práctica, www.shoefity.com, pero que hoy ya no existe.

¿Mis conclusiones?
1. No significa lo mismo en todas partes.
2. Si en un origen significaba realmente algo, hoy esa motivación y justificación no solo se ha perdido, sino que se desconoce.
3. Nadie tiene ni idea de por qué se cuelgan esas zapatillas de los cables.


Diversas son las leyendas urbanas que intentan explicar el origen de esta práctica, de colgar zapatillas en cables telefónicos o el tendido eléctrico, y multitud son las webs, foros y blogs que intentan explicar por qué:

- Señalización: de un crimen, del territorio de una banda o tribu urbana, como santuario frente a la policía, aviso de un punto de venta de droga, zona con casas que pueden ser robadas, como marca personal "yo estuve aquí"...
- Conmeración: tener sexo por primera vez, acabar los estudios, graduación militar o al regreso de una misión victorioso, para recordar al compañero/pandillero muerto en esa zona...
- Humillación: para fastidiar al vecino/compañero de clase.
- Simplemente Arte.


Jesus Ossorio en su artículo para El Mundo, El lenguaje secreto de las zapatillas, hablaba de esto en 2008 y traía un enlace -hoy roto- a blogs dedicados precisamente a documentar imágenes de zapatos por los aires.
Muy interesante es este pequeño video reportaje dedicado a las zapatillas voladoras, por cierto ganador de diferentes premios por la participación en su creación del público, donde se exponen todos estos posibles significados. El vídeo está en inglés, pero creo que se entiende sin dificultad, y destaca precisamente la participación de un joven en castellano, que dice que "en España las zapatillas voladoras son una especie de acuerdo entre señoritos, (en este caso la policía y las bandas callejeras), para delimitar las zonas en las que las autoridades dejan actuar a las bandas..." Una valoración que nos puede dar una idea de la opiniones que tiene la gente y del resto de aportaciones...

Fotos de zapatillas voladoras hay miles, en cables de teléfonos, tendido eléctrico, farolas, semáforos, y postes, y una pequeña selección puede verse en El Mural de Zapatillas Voladoras de Flickr o buscando etiquetas con sus diferentes denominaciones en inglés.

Por último, una muy buena recopilación de significados podemos encontrar en el blog Curioso y Ridículo. Un espacio que recoge situaciones que hacen referencia a su nombre, y que en este caso se acompaña de la inestimable la opinión de una docena y media de lectores con sus comentarios.

En fin, quiero terminar trayendo la curiosa y desinteresada iniciativa de dos jóvenes en un suburbio del norte de Minneapolis, Peter Teachout y John Hoff, creando la Shoe Patrol. Un grupo con la misión de eliminar todas estas zapatillas enredadas en los cables de su ciudad, signifiquen lo que signifiquen, ante la atónita mirada de sus vecinos...

Y ahora, ¿hay zapatillas voladoras en vuestro barrio? ¿Con qué significado de todos os quedáis?

lunes, 24 de marzo de 2014

Oculares, protectores y eyecups

Parafraseando al bueno de John McClane, el protagonista de La Jungla de Cristal en su segunda parte, interpretado por supuesto y de nuevo por Bruce Willis: “No puedo creer que me ocurra esto por segunda vez”, pero…

He vuelto a perder el protector del ocular de mi cámara réflex.

Los oculares o visores de las cámaras réflex van cubiertos por un pequeño accesorio protector, una especie de almohadilla de plástico habitualmente recubierta de goma o caucho, que sirve para poder acercar el ojo a la propia ventana del visor y apoyarnos en él.

Pero no sólo eso. Este protector, también conocido como eyecup, además de estar diseñado para acercarnos con comodidad lo máximo posible a la cámara, pretende evitar la luz parásita que, de otra forma, entraría por los laterales, formando molestos reflejos que podrían distraernos en el momento de realizar una foto, o incluso aparecer en ella. Por tanto se trata de una pieza útil que no se ha colocado allí al azar o por pura estética.

El protector del ocular suele ser desmontable, y a menudo puede ser sustituido por otros accesorios, por lo que es intercambiable. Principalmente existen tres modelos que podemos considerar a la hora de pensar en su sustitución, según si lo que pretendemos es:

- Incrementar el aumento de la imagen que aparece en el visor.

http://www.pixmania.es/mirilla-para-camara/canon-visor-ocular-ep-ex-15-ii-para-canon-eos/11954990-a.html?ectrans=1#CodePromo=oui&srcid=9664&merch=20721

En este caso, una pequeña lente actúa a modo de lupa aumentando el tamaño de la imagen que nos llega por el visor. Existen modelos con diferentes grados de magnificación o aumento (x1’2, x1’5, x2…). Esta pieza puede, y así deberíamos hacer, ser cubierta a su vez por un protector de goma como el original.

- Usar el visor en un ángulo diferente al de su diseño.

http://www.pixmania.es/mirilla-para-camara/seagull-visor-de-angulo-para-camara-digital-reflex-canon-eos-con-amplificador-de-vision-1x-2x/08524030-a.html?ectrans=1#CodePromo=oui&srcid=9664&merch=20721

Especialmente pensado para situaciones en las que la posición de la cámara nos impiden llegar fácilmente y con comodidad al visor, este diseño en ángulo o eje acodado, permite usar el visor incluso con la cámara en el suelo o si está apoyada en una pared. Este tipo de acople suele usarse para fotografía macro o de aproximación.

- Mejorar la ergonomía del propio visor, aumentando la zona de aislamiento y protección del ojo:

http://www.pixmania.es/mirilla-para-camara/canon-visor-ocular-para-camara-canon-eos-10d-20d-30d-40d-50d-300d-350d-400d-500d-1000d/07871110-a.html?ectrans=1#CodePromo=oui&srcid=9664&merch=20721

Por último una modificación o evolución del protector es este modelo que pretende una mayor protección del ojo y de la escena frente a la luz externa. En algunos casos este tipo de ocular puede ser interesante para conseguir acercarnos más al visor si llevamos gafas. Pero como siempre, es cuestión de gustos, y en este caso, sobre todo de acostumbrarse.

En mi caso, cuando perdí el protector original en la primera ocasión hace ahora un año, imaginé que era muy posible que volviese a ocurrir, y la precaución me aconsejó entonces pedir una unidad para sustituirlo, y otra igual por si lo volvía a perder… Así que ahora que voy a poner en uso esta segunda unidad que recibí, un eyecup sencillo idéntico al de la marca, es un buen momento para volver a encargar otros dos más. Sobre todo, porque no hay dos sin tres…

ocular_canon_eos_400D ocular_canon_eos_400D_2

ocular_canon_eos_400D_3

Etiquetas de Technorati: ,,,

 

NOTA: Las imágenes de Pixmanía puede ser propiedad de sus respectivos autores, quienes conservan todos sus derechos sobre ellas, y que aquí reconocemos con el enlace a su origen.

lunes, 17 de marzo de 2014

Fallas de Valencia, 2014

Las fotos que siguen son apenas una muy reducida selección de las imágenes que más me han llamado la atención durante mi visita a las Fallas de Valencia el pasado fin de semana.

¿Un kiosko que no vende petardos? ¡Eso sería para dedicarle una falla completa! El improvisado cartel insiste en el “NO HAY” remarcándolo en rojo para que no se preste a confusión. Además, para evitar suspicacias han añadido en el aviso que tampoco tienen bombetas: esas bolsitas o saquitos que detonan al lanzarlos sobre el suelo, tan populares entre los más pequeños porque no requieren de fuego, ya que explotan por el impacto y no es necesario ni mechas ni mecheros…

Poco antes de la mascletá de las 14h, pudimos ver un globo de Dora que se escapaba al cielo de los globos. Y ya entre las figuras y ninots que más nos han gustado tenemos esta representación de Freddie Mercury en las Torres de Serrano.

Una foto de una paella no podía faltar en este paseo por las fallas de Valencia 2014. En este caso sin duda alguna, un bocado a prueba de vampiros y otros chupasangres…

Un dragón escupiendo fuego por sus fauces, y un joven caballero que comparte montura con la princesa, escapan de las llamas de la bicha, pero solo por unas horas, porque del fuego de la cremá, ni estos ni el resto de esculturas se salvan…

Y cómo no, no podía faltar en una falla dedicada a los reyes del rock, ubicada junto a las Torres Serrano, un ninot del incombustible Elvis

Miles de bombillas para adornar las calles, y miles de turistas que pasean embobados entre las esculturas falleras, convertidos en otro tipo de ninots mecánicos, con sus cámaras siempre a punto para captar cualquier detalle de la fiesta valenciana…

Una fiesta que no puede ocultar las huellas del paso de tantas personas, y que igual que llegaron este año, pasan rápidas, sin pausa, con miles de instantes impresionados en nuestra retina y en nuestra tarjeta de memoria…

Rápido, rápido… Las familias falleras desfilan por las calles.

Y con estas vistas, inevitablemente Increíbles, como los superhéroes, esperamos poder regresar el próximo año.